dilluns, 7 de març de 2016




                                                                   Cinquecento


Durante el siglo XVI trabajan en Italia algunos de los grandes maestros de la pintura universal. Ellos consiguen con su arte culminar el proceso que habían iniciado los pintores del Quattrocento respecto a la correcta representación del cuerpo humano y el interés por representar  la profundidad a través de la perspectiva lineal y el estudio de las luces y las sombras.




                       4 GRANDES Características generales

Representación del cuerpo humano idealizado según los cánones clásico y especial interés por   representarlo en movimiento.

Técnicas: Grandes composiciones al fresco y también pintura al óleo sobre tela.

Temas: Pintura religiosa, temas inspirados en la antigüedad clásica (mitología) y retratos.

Cuidadas composiciones: basadas en formas geométricas (triángulos cuadrados) o simétricas.

Leonardo Da Vinci:

Sus aportaciones más importantes a la pintura fueron:

La perspectiva aérea: perfecciona la perspectiva lineal, representando la atmósfera que envuelve los objetos.

La técnica del esfumato que consiste en difuminar los colores y los perfiles dando a sus pinturas un aspecto misterioso.

Miguel Ángel:

Su interés principal a la hora de pintar será la representación del cuerpo humano, atendiendo fundamentalmente al tratamiento anatómico y al volumen. Realiza figuras poderosas y monumentales, casi siempre en actitudes difíciles y desequilibradas, remarcando escorzos y movimiento.

Su obra más famosa es la realización de los frescos de la Capilla Sixtina donde con casi veinte años de diferencia pintará la bóveda dedicada a la creación y posteriormente el testero con el tema del Juicio Final en un estilo eminentemente ya manierista.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada